Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las personas con problemas de salud mental es el estigma que recae sobre este colectivo, en ocasiones este rechazo social pesa más que la propia enfermedad.

El estigma generalizado lleva al autoestigma, el rechazo que sienten hacia sí mismas las personas con problemas de salud mental cuando se les da un diagnóstico hace que se agrave aún más la situación.

La falta de información y el desconocimiento sobre los problemas de salud mental es lo que ha llevado a que exista este rechazo social. Por lo tanto, conocer y entender lo que son los problemas de salud mental es el primer paso para romper tópicos y falsas creencias, y así reducir el rechazo que existe hacia las personas con problemas de salud mental.

El rechazo social hacia este tipo de enfermedades dificulta la integración y la recuperación de la persona

¿Nos ayudas a borrar el estigma de la salud mental?

Todo estigma supone una discriminación. Desafortunadamente, el estigma sigue acompañando a la salud mental en nuestra sociedad
Leer más

MITO vs REALIDAD

Descubre la realidad que se esconde detrás de cada mito

MITO

"Los problemas de salud mental son irreversibles"

REALIDAD

Con el tratamiento adecuado las personas con problemas de salud mental pueden recuperarse plenamente

MITO

"No se puede ayudar a las personas con problemas de salud mental"

REALIDAD

La familia y las amistades de la persona con problemas de salud mental pueden apoyar su recuperación, y deben de ser parte del tratamiento. La sociedad debe comprender y aceptar estas enfermedades como cualquier otra

MITO

Un problema de salud mental... "es un castigo", "culpa de la persona", "culpa de sus familiares", "es hereditario", "es contagioso"

REALIDAD

Un problema de salud mental se debe a un conjunto de factores biológicos, psicológicos y sociales, y en ningún caso es culpa de la propia persona o de su familia

MITO

"Las personas con problemas de salud mental no pueden trabajar"

REALIDAD

Muchas personas con problemas de salud mental trabajan, aunque una gran parte del colectivo denuncia discriminación laboral

MITO

"Las personas con problemas de salud mental no pueden convivir con el resto"

REALIDAD

El 88% de las personas con problemas de salud mental vive con sus familias. Estos trastornos no tienen por qué impedir una vida normalizada y deben atenderse dentro del entorno habitual de la persona

MITO

"Los problemas de salud mental suponen menor grado de inteligencia"

REALIDAD

Las personas con problemas de salud mental no presentan menor capacidad intelectual

MITO

"Las personas con problemas de salud mental son violentas"

REALIDAD

Los problemas de salud mental no provocan actitudes violentas. En el mundo hay personas buenas y personas malas, de la misma manera, hay personas con problemas de salud mental que son buenas y otras que son malas. Queremos aclarar también que la maldad no es un problema de salud mental.

MITO

"Todas las personas con problemas de salud mental son genios o artistas"

REALIDAD

Las personas con problemas de salud mental no tienen por qué destacar en ningún campo artístico